• No hay productos en el carrito.

Menú

Análisis de la semana: Zilliqa

El equipo detrás de la plataforma Zilliqa se ha propuesto crear la plataforma de Blockchain más rápida y completamente descentralizada en la industria. Como indica la propia Zilliqa, será la plataforma de cadena de bloques de alto rendimiento de próxima generación. Su objetivo es convertirse en un serio competidor de Ethereum, lo que permite el despliegue de contratos inteligentes y Dapps en su plataforma. La diferencia clave es que Zilliqa tendrá un rendimiento de transacción mucho mayor a un costo menor que Ethereum y muchas otras plataformas de Blockchain.

 

 

¿BLOCKCHAIN Y ESCALABILIDAD?

Si Zilliqa logra lanzar su plataforma como se prevé, será una de las primeras cadenas de bloques que ha resuelto el problema de escalabilidad sin tener que sacrificar la descentralización. La escalabilidad sigue siendo un gran problema para la tecnología Blockchain. Los primeros problemas de escalabilidad que se nos ocurren son los que enfrentó Bitcoin a fines de 2017 y la congestión de la red en Ethereum. Si bien esos dos son los casos más conocidos, muchos otros Blockchains están luchando con problemas de escalabilidad similares. En el núcleo de estos problemas de escalabilidad están los nodos empleados por Blockchains. Los nodos verifican las transacciones y aseguran la red, el problema con los nodos es que cuanto más hay en una red, más difícil es llegar a un acuerdo sobre las transacciones, por lo tanto, se vuelve más difícil llegar a un consenso. Para la mayoría de las cadenas de bloques, los equipos de desarrollo han intentado resolver los problemas de escalabilidad con una amplia gama de soluciones, como cadenas laterales y masternodos. Sin embargo, la mayoría de estas soluciones vienen con nuevas desventajas, la más frecuente es el sacrificio de la plena descentralización. Zilliqa resuelve el problema de escalabilidad directamente en su cadena de bloques empleando una solución tecnológica completamente nueva mientras se mantiene completamente descentralizada.

 

SHARDING (Fragmentación) EN ZILLIQA

Para evitar problemas de escalabilidad, Zilliqa utiliza un método llamado SHARDING O FRAGMENTACIÓN. Sharding es un tipo de partición de base de datos: divide las bases de datos en partes más pequeñas, más rápidas y más fáciles de administrar, llamadas fragmentos de datos. Estos fragmentos de datos son por lo tanto, fracciones de una base de datos, lo que significa que los fragmentos de datos solo contienen fracciones de la información. Por lo tanto, los fragmentos no tienen sentido en sí mismos, su contenido solo es valioso cuando se ponen juntos. Sharding también permite que todos los fragmentos de datos se almacenen en múltiples servidores. En el caso de Zilliqa, la fragmentación se utiliza para dividir todo el trabajo de verificar las transacciones y proteger la red en toda la red. La verificación de las transacciones se realiza mediante un grupo que consta de un máximo de 600 nodos, denominado fragmento. Cuando se alcanza el umbral de 600 nodos, se crea un nuevo fragmento.

Si hay por ejemplo, 4.200 nodos activos, habría 7 fragmentos. En este caso, cada fragmento maneja 1/7 o 14.3% del total de transacciones de la red. Todas las transacciones que son verificadas por un fragmento se empaquetan en un “micro-bloque”. Luego los micro-bloques de cada fragmento se suman basados en un proceso llamado DS Epoch. Una vez que estos “micro-bloques” se juntan, forman un bloque que se agrega a la cadena de bloques de Zilliqa. Por lo tanto los fragmentos de Zilliqa distribuyen el trabajo entre la red, y una vez que se realiza el trabajo, se pone todo junto. Lo bueno de la fragmentación es que permite que la red sea más rápida con los nuevos participantes, en lugar de ser más lenta. Cuantos más usuarios atraiga la red de Zilliqa, más transacciones podrá procesar la red a un ritmo cada vez más rápido. Con cada 600 nodos nuevos, el rendimiento de la transacción de la red aumenta. En teoría, “no hay límite para la cantidad de transacciones por segundo que puede manejar la cadena de bloques de Zilliqa”, si la cantidad de nodos sigue aumentando. Por ahora Zilliqa ya ha logrado 2.488 transacciones por segundo en su red de prueba, un número que supera ampliamente al de Bitcoin y Ethereum.

 

CONTRATOS INTELIGENTES ZILLIQA

Si Zilliqa resuelve el problema de la escalabilidad es un gran primer paso, el método de fragmentación de la plataforma es una restricción, ya que requiere una cantidad extrema de comunicación entre los distintos fragmentos para permitir que un Dapp se ejecute según lo previsto. Debido a esto, la plataforma inicialmente solo admite contratos inteligentes que se crean para programación funcional y flujos de datos. Según el equipo, esto cambiará en un futuro cercano. Con el fin de poder emplear contratos inteligentes en la plataforma Zilliqa basada en la fragmentación, el equipo ha creado un nuevo lenguaje de programación. Este lenguaje de programación se llama Scilla y se ha creado para que la programación funcional sea más segura y estandarizada. La aplicación de este nuevo lenguaje es bastante técnica, pero básicamente se trata de un lenguaje de programación que entiende cómo separar el trabajo computacional de un contrato (su estado) del aspecto comunicativo de un contrato (su función).

 

 

ALGORITMO DE CONSENSO DE ZILLIQA

El equipo de Zilliqa ha declarado que su Blockchain podrá manejar el rendimiento de la transacción antes mencionada sin sacrificar la descentralización. Son capaces de hacer esto debido a su algoritmo de consenso único e híbrido. Es híbrido porque combina la prueba de trabajo con el consenso practico de tolerancia a fallas bizantinas. La prueba de trabajo se utiliza para probar la identidad de los nodos, y una vez hecho esto, se asigna un nodo a un nodo. Después de esto, el fragmento (600 nodos) encuentra consenso dentro de sí mismo para alcanzar el consenso para el “micro-bloque”. Zilliqa no usa Prueba de trabajo (POW) para obtener consenso, como alternativa, Zilliqa utiliza un mecanismo de consenso que puede ser una mezcla de Prueba de trabajo (PoW) y la Tolerancia de falla bizantina, que parece ser la fórmula del éxito como una cadena de bloques escalable.

 

CONCLUSIÓN FINAL

La escalabilidad es un problema muy real en la industria de Blockchain de hoy y Zilliqa está ofreciendo una solución frontal. El equipo ya ha proporcionado pruebas de las afirmaciones del alto rendimiento de la transacción de su red de prueba, que proporciona buenas esperanzas para la velocidad de la red principal una vez que se haya lanzado. Por ahora, la escalabilidad teóricamente ilimitada de la cadena de bloques de Zilliqa es su principal punto de venta, pero la plataforma probablemente tendrá que ofrecer más que eso para poder competir con gigantes de la industria como Ethereum, EOS y NEO. Una vez que los proyectos de calidad comienzan a asociarse con Zilliqa, la plataforma puede tener la posibilidad de convertirse en una de las cadenas de bloqueo líderes, dada su ventaja tecnológica. Zilliqa (ZIL) ha visto aumentar la curiosidad de los compradores por sus opciones de contratos inteligentes escalables. Inicialmente, varios proyectos de Blockchain competencia directa de Zilliqa ignoraron la escalabilidad, pero la necesidad de una plataforma de contratos inteligentes eficientes y escalables ha crecido enormemente. La mayoría de las nuevas empresas necesitan hacer uso de un Blockchain para estar en sintonía.

22 octubre, 2019

0 respuestas en "Análisis de la semana: Zilliqa"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
X